THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES

agosto 17, 2010

Crees en la publicidad?

El otro día decía mi amiga Helen que el Mercadeo es la nueva religión y en ese sentido parece lógico que sea precisamente los domingos el día en que todos los fanáticos comulgamos a la espera de un nuevo capítulo de Mad Men.

Tengo una atracción fatal por el universo entre 1950 y 1979 desde que era chiquita (creo por una curiosidad insaciable que tuve siempre de saber cómo había sido la vida de mis padres antes de que yo apareciera) así que mi primer acercamiento con esta serie fue más por Fe que por otra cosa. Luego, a medida que fue avanzando la historia me di cuenta de lo importante que era para nosotros, los que consumimos, el entender quién y cómo no había creado esa sensación de necesidad permanente, esa gran promesa de satisfacción instantánea del tan temido e inaceptable vacío existencial.

Más allá de eso, el trabajo de re-presentación de los hechos es impecable. Los detalles de los usos y costumbres de la época se te atraviesan en el texto y en la puesta, en el universo doméstico, el profesional, el del contexto histórico, el lenguaje. Gente que fuma sin pensar en el enfisema pulmonar, que arroja basura en la calle sin preocuparse por la capa de ozono, el sueño americano antes de admitir que era sólo eso: un sueño.

A riesgo de sonar evangelizadora insisto en que los personajes de Mad Men se parecen más a los simples mortales que muchos protagonistas consentidos de otras series de culto. Son de carne y hueso. Gente intentando comprender lo que se espera de ellos y luchando contra sus propios deseos para poder encajar.

No hacer falta repetirlo (porque creo que ya lo he dicho demasiado acá en el blog) pero la serie es simplemente un caramelito visual, tanto que Tom Ford convocó al equipo de arte (y muchas cosas de los depósitos de utilería) para su poema de 90 minutos A single Man. La diseñadora de vestuario de Mad Men es una chica llamada Janie Bryant que ha venido trabajando calladita en la televisión pero ya es nominada habitual de los Costume Designers Guild Awards y de los Emmy por su trabajo previo con la serie Deadwood.

Comparto mis 3 momentos favoritos del capítulo de ésta semana, cada semana voy a ir poniendo más.




P.D: Miss Peggy Olsen te estás ganando un respeto que no te tuve antes!