THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES

noviembre 04, 2011

To the moon and back

Filmar Nena Saludame al Diego fue maravilloso y me siento muy afortunada de haber colaborado en el equipo que lo hizo posible. Construir la ficción exige entregarlo todo a cambio. Así lo hizo un montón de gente y por eso hoy la idea se ha transformado en imágenes.


Falta darles forma, pero ahora cada personaje tiene cara, cada espacio tiene color y textura, cada diálogo tiene una entonación. Durante el proceso de rodaje la gente me hacía una pregunta recurrente, supongo simplemente por curiosidad: Querían saber si lo que se estaba haciendo se parecía a lo que me había imaginado cuando escribí el guión. Debo decir que si todo fuera como imaginamos perderíamos la capacidad de sorprendernos. Pero la confianza plena de que el director comprende tu trabajo y conecta contigo es lo que hace que esas sorpresas sean maravillosas. Me siento muy satisfecha con cada rincón de esta historia, que todavía no camina pero está dando sus primeros pasos. Y estas alegrías me hacen pensar en esos tiempos en los que Nena Saludame al Diego era una conversación eterna de skype que de a poco se transformó en un viaje a través del lado oscuro de la luna. Me llenó de orgullo verla a Andrea traernos de vuelta.

Gracias a todos los que fueron haciendo la luz en el trayecto. Para cuando encendimos la cámara para los últimos planos ahí estábamos las mismas de siempre, pero sintiendo la presencia de muchos. Mirando a Sofía despedirse de la "acción" mientras cumplía su sueño y nosotras cumplíamos el nuestro. Con el Diego ahí mirando al infinito por donde entonces se ocultaba el sol.

Dicho todo esto estoy de vuelta en el blog y en la vida en general. Se viene re-diseño seguro en ambos sentidos. The end.